poner a punto la piscina

Cómo poner a punto la piscina [GUÍA BÁSICA]

Se avecina el verano, las temperaturas suben y queremos poder disfrutar de un buen baño en verano. Para ello, vamos a poner a punto la piscina, la cual tiene que estar lista y preparada tiempo antes por si surge algún problema.

Lo más conveniente es prepararla cuando comienza la primavera, por si nos surge algún contratiempo, tener margen para poder solucionarlo.

Poner a punto la piscina significa comprobar que todos los elementos de la instalación están en buenas condiciones.

Vaso de la piscina

Es la estructura que contiene el agua. Para comenzar, hay que revisar y limpiar el vaso de la piscina y todos los elementos que incluye.

Si para el invierno se colocó una cubierta de invernaje, habrá primero que retirarla, limpiarla y dejarla al sol para que se seque. Se puede volver a cubrir hasta el momento del baño, pero siempre es mejor hacerlo con una funda de verano y dejar la específica de invierno guardada.

El paso siguiente será limpiar la playa de la piscina. Se puede para una aspiradora o agua a presión. No es recomendable utilizar ciertos productos químicos en estos materiales ya que se pueden comer el cemento de la playa.

Vamos a comprobar el estado de todos los componentes incrustados en el vaso: las boquillas, los skimmers, los sumideros, los cestos, etc. Habría que limpiarlos con agua a presión, volver a colocarlos y reponer aquellas piezas que consideremos que están dañadas.

Debemos verificar que los sumideros del fondo no tengan suciedad acumulada que impida la circulación del agua.

Si la piscina tiene una instalación de iluminación subacuática, tendremos que comprobar que todas las luces funcionan correctamente.

A continuación, hay que limpiar el vaso de la piscina propiamente dicho. Para las paredes, lo ideas es utilizar esponjas, cepillos, materiales que no sean dañinos para no ocasionar daños. Podemos utilizar productos específicos para este tipo de limpieza como desincrustantes. Lo ideal es utilizar Salfuman rebajado con agua, de esta manera limpiaremos y desinfectaremos el vaso, existen derivados del Salfuman pasivado, por tanto no desprenden gases tan tóxicos.

Para limpiar el fondo de la piscina, lo ideal es utilizar un limpiafondos manual o hidráulico. El limpiafondos eléctrico lo dejaremos para cuando la piscina ya esté en uso.

Para terminar, dale un repaso también a las escaleras y todos los accesorios que tengas en la piscina, como, por ejemplo, un trampolín.

El sistema técnico

En el sistema técnico o equipo de filtración y cloración es donde se encuentra la bomba y el filtro, es decir, el equipo de filtración de la piscina.

Si habías desmontado la bomba para el invierno, vuélvela a montar. Comprueba que no tenga fisuras o esté oxidada. Asegúrate de que el motor gira a la perfección y que purga el cuerpo hidráulico.

Aprieta bien todas las conexiones y comprueba que están todas bien ajustadas. La junta con la tapa del prefiltro, las conexiones eléctricas, el armario de control. Después, asegúrate de que las válvulas de corte funcionan correctamente.

El siguiente paso será comprobar que el filtro está en perfectas condiciones. Si es de arena, hay que abrirlo y comprobar que las arenas están compactas o hay incrustaciones en el interior del filtro. En este caso, habrá que limpiarlo o cambiar las arenas.

Para limpiarlo, primero vacía el agua del filtro, añade agua limpia y un desincrustante para filtros. Para que el producto actúe, hay que colocar la válvula del filtro en posición de filtración, dejando el sistema en marcha durante un tiempo para que así el producto llegue al interior del filtro. Después de una hora, realiza un intenso lavado y enjuagado del filtro.

Si en la piscina hay un tanque de compensación, habría que revisarlo para ver que no tenga suciedad y lavarlo en el caso de que fuera necesario.

Después de haberlo comprobado todo, constata que el equipo funciona bien y que la bomba aspira agua correctamente, tanto por los skimmers como por la toma de fondo.

El circuito interno

El circuito interno está compuesto por las tuberías por las que circula el agua, desde la piscina al equipo de filtrado.

Si tu piscina cuenta con un circuito cerrado, es decir, que el agua solo circule por las tuberías, sin pasar por el filtro, se recomienda limpiar el circuito.

Para ello, llena la piscina hasta el mínimo necesario para que pueda funcionar el sistema de recirculación.

Después, añade un producto desinfectante y desincrustante a la piscina. una vez pasados 30 minutos, vierte dichos productos por el desagüe.

Acondicionar el agua

Después de la hibernación de la piscina, se recomienda acondicionar el agua.

En el caso de que tengas que llenar el gua del vaso de la piscina, seguramente tardes varios días en hacerlo, así que es recomendable añadir progresivamente tabletas de cloro para que no se deteriore el agua en el proceso.

Si no hace falta llenar el vaso de la piscina, realizaremos un tratamiento de choque. Con una elevada dosis de desinfectante, así eliminaremos todos los contaminantes del agua. El valor de cloro residual debe llevar a 5ppm como mínimo.

Si dicha agua es tratada correctamente, podemos llegar a poder utilizar la misma hasta 5 ó 6 temporadas seguidas.

Añadiremos también floculante, una sustancia que beneficia el rendimiento de la filtración y ayuda a conseguir un agua mas clara. La podemos echar por los skimmers o en una bomba dosificadora en los filtros de arena.

Por último, debes analizar y regular el grado de acidez del agua con reguladores del pH. Este debe ajustarse entre 7,2 y 7,6 para que la calidad del agua sea buena y podamos disfrutar de un buen baño.

Una vez empezada la temporada, no nos debemos olvidar de realizar inspecciones periódicas que nos permitan mantener la piscina en óptimas condiciones y corregir los desequilibrios en diferentes medidas (cloro, pH, temperatura, alcalinidad, niveles de sal en piscinas con cloración salina, etc…) si fuese necesario, de forma rápida.

Todos los productos que hemos mencionado se pueden encontrar en el mercado de forma fácil y sencilla para poder realizar esta limpieza integral.

Esperamos que este artículo haya servido de ayuda a todos nuestros lectores. Y ya saben, todos los productos y servicios que hemos mencionado, podemos realizarlos nosotros.

¡Ya está la piscina disponible para disfrutar de un buen baño!