como subir y bajar el ph de una piscina

Cómo subir y bajar el pH de una piscina, todo lo que necesitas saber

Si quiere saber cómo subir y bajar el PH de una piscina está de enhorabuena. En este artículo le mostraremos las claves necesarias para regular el pH de la piscina, de qué manera subir y bajar el pH de la piscina, y además cómo bajar el pH de la piscina de manera natural.

Cómo regular el pH de una piscina

El saber cómo regular el ph de una piscina es fundamental para un correcto uso de la misma.

El pH de la piscina es un indicador muy importante dado que es uno de los parámetros que te permitirá tener en óptimas condiciones el agua de la piscina.

El pH mide el grado de acidez y alcalinidad del agua, cuyo valor puede variar entre 7,2 y 7,6. Si el pH se saliera de este rango, deberíamos actuar.

Si disminuye por debajo de 7,2 se vuelve ácida lo cual puede provocar tanto daños en los materiales de la piscina como daños en las personas.

Por una parte, en las personas el pH inferior puede provocar irritación en los ojos, en las mucosas y en la piel. Por otro lado, también puede provocar deterioros en la propia piscina ya que acelera el desgaste y puede verse repercutido en las escaleras, en el filtro o en las válvulas.

Por otro lado, si el pH de la piscina aumenta por encima de 7,6 el agua se vuelve excesivamente alcalina. Si sucede, también encontramos repercusiones en los bañistas y en la propia piscina. En cuanto a los bañistas, el pH elevado hace que se les irrite y reseque la piel. El agua cambia, y se puede apreciar a simple vista ya que se vuelve opaca y nublada y podemos apreciar restos de calcio de la superficie de la piscina.

Además, el pH elevado disminuye el efecto del cloro lo que hará que se reduzca su capacidad de desinfección, aumentando la presencia y el crecimiento de algas en el agua de la piscina.

Como ves, el pH de la piscina es un parámetro necesario para el mantenimiento de una piscina y es muy recomendable realizar controles periódicos para asegurar que el agua se encuentra en su nivel óptimo, tanto disfrutar de un buen baño como para mantener la piscina a punto y no acelerar su desgaste.

Te aconsejamos realizar una lectura del pH como mínimo, una vez por semana, aunque es más recomendable si pudiera realizarse cada tres o cuatro días para así actuar rápidamente en caso de sobrepasar los límites de tolerancia.

La forma de medir el pH de la piscina es a través de un test o fotometro para piscinas, una herramienta fundamental en tu kit de limpieza de piscinas.

Cómo bajar el pH de la piscina

El pH de la piscina puede estar por debajo de 7,2 o por encima de 7,6. Si queremos tener la piscina en óptimas condiciones, buen estado y el agua cristalina, debemos tener el pH de la piscina totalmente controlado. Para ello te indicaremos como bajar el ph de la piscina.

Existen diversos motivos por los que el pH de la piscina puede variar, aunque en la mayoría de los casos lo que nos vamos a encontrar es que tienda a subir por encima de 7,2. De todo modos, lo que más influye es la temperatura, el exceso de bañistas, las tormentas y el mas importante, la alcalinidad (la suma de sulfatos en el agua).

El sol y el viento hacen que el agua se evapore y a medida que el agua disminuye, el pH aumenta. Además, el sol acelera la disolución del cloro lo cual hace que aumente también el pH de la piscina.

Por otro lado, la presencia de los bañistas hace que el pH suba ya que se desajusta con el contacto de las cremas solares, el sudor y los restos de pelo. También las tormentas aumentan el pH de la piscina por lo que será aconsejable realizar mediciones una vez pasadas.

Una vez hayamos realizado la medición del pH de la piscina y nos haya salido un valor por encima de 7,2, vamos a ver cómo bajar el pH de la piscina:

Para bajar el pH de la piscina va a ser necesario recurrir a algún producto químico reductor del pH. Tendremos que seguir los siguientes pasos:

  • Primero utilizaremos un kit de prueba, cogiendo un poco de agua en un tubo y añadiendo la cantidad de producto indicada para reducir si pH a menos de 7,6.
  • Después, con la piscina sin personas, haremos lo propio con la cantidad que nos indique en las instrucciones del producto.
  • El sistema de filtrado de la piscina debe llevar varias horas encendido cuando apliquemos el producto
  • Normalmente, la cantidad habitual suele ser 2cl por cada metro cúbico de agua de la piscina, por cada décima que queramos bajar del pH de la piscina, aunque esto es solo una medida aproximada (cada fabricante de producto químico tiene su dosificación, el cual se tendrá que revisar antes de añadir el producto.
  • Para finalizar, hay que repartir todo el producto por el agua de la piscina hasta que se diluya por completo. Para ello, podemos utilizar una bomba dosificadora para esparcirlo.

De esta manera conseguiremos tener unos índices del pH de la piscina estables y ofreceremos un confort a los bañistas y una larga duración de los materiales de la piscina y de la piscina en sí.

Cómo subir el pH de la piscina

El pH de la piscina puede variar por diversos motivos. El principal, el alto nivel de alcalinidad en el agua (el cual se puede tratar y reducir en 1100 PPM que es su nivel normal).

Como ya hemos comentado, existen diferentes motivos por los que el pH de la piscina puede elevarse. Ahora vamos a ver las razones por las que el pH de la piscina puede disminuir y cómo subir el pH de la piscina.

Las partículas externas que ingresan en el agua pueden producir niveles bajos de pH en la piscina lo cual puede provocar ardor en la nariz y escozor en la piel. El método más habitual para subir el pH de la piscina es el uso de un producto elevador del pH.

Si el pH es inferior a 7,2 se debe añadir 100 gr. de producto por cada 100 m3 y décima a subir. Por ejemplo: en una piscina de 500 m3, si el pH es de 6,8 y queremos subirlo a 7,2, lo que deberemos hacer es añadir 2000 gr. de producto (4 décimas a subir x 5 x 100 gr.).

Como bajar el pH de la piscina de manera natural

Aunque bajar el pH de la piscina de manera natural no es posible al 100% ya que siempre hay de por medio productor químicos, vamos a dar consejos sobre cómo hacerlo con los menos productos químicos posibles.

Para bajar el pH de manera natural deberá cambiar el agua de la piscina con menos frecuencia ya que el carbonato de calcio, entre otros compuestos, suelen acumularse naturalmente en el agua de su piscina con el tiempo.

También está la opción de calentar el agua de la piscina para bajar el pH. Los líquidos con temperaturas por encima de lo normal tienen calificaciones de solubilidad más altas. Esto quiere decir que pueden disolver más fácilmente sustancias naturales como el carbonato de calcio.

Recuerde que estas formas «naturales» de disminuir el pH no son del todo efectivas y pueden fallar. Por eso recomendamos, siempre y cuando tenga los recursos y no tenga reacciones alérgicas, utilizar productos químicos.

Todos los productos y servicios que hemos mencionado, podemos realizarlos nosotros.

¡Buen baño!